Vidrieria Cerramientos de Aluminio DVH Policarbonato Trabajos a Medida

Ventanas que ahorran energía. Aluminio con Ruptura de Puente Termico

Mucho se ha habla de eficiencia energética, pero ¿qué es realmente? ¿Y cómo uno puede contribuir al ahorro energético? Las sociedades modernas cada vez son más proclives al uso de tecnologías y equipamientos que consumen energía. El mundo se encuentra amenazado por estas nuevas tendencias. ¿Qué podemos hacer para reducir este impacto ambiental? ¿Qué rol juega los sistemas de aberturas para ahorrar energía?

Cuando hablamos de eficiencia energética, nos referimos a la reducción del consumo de energía manteniendo las instalaciones básicas, sin amenazar nuestra calidad de vida. Es posible proteger  el medio ambiente, lograr un comportamiento amigable  y sostenible en el tiempo.

Es por ello que surgen industrias con mayor responsabilidad  y dedicación que trabajan para reducir este derroche energético. Es evidente que el cambio climático nos afecta todos y en mayor medida con el paso del tiempo. En este sentido se constituyeron diferentes tratados internacionales, desde 1997, el Protocolo  de Kyoto aborda específicamente la reducción de  emisiones de gases de efecto invernadero  para el año 2012.

El desafío es promover el uso racional de energía para lograr un notable ahorro térmico y acústico  dentro de las viviendas. Para evitar la pérdida de energía es inevitable incorporar sistemas de  puertas y ventanas acondicionadas térmica y acústicamente. Generalmente, al momento de diseñar una vivienda, la incorporación de aberturas no se las considera con la importancia que realmente tienen.

La clave del aislamiento térmico es contar con buenos cerramientos que nos permitan conservar esta energía. Existen en la actualidad modernas aberturas que evitan el gasto energético innecesario, el uso de la calefacción y el aire acondicionado.

Estos sistemas de aberturas  contribuyen al aislamiento acústico, que permiten  una reducción de la contaminación sonora proveniente del exterior.  La capacidad de aislación acústica de una ventana depende fundamentalmente de dos aspectos: hermeticidad del sistema empleado (filtración de aire) y la configuración del cristal (o DVH, Doble vidriado hermético).

Una de las innovaciones tecnológicas más importantes de los últimos años, en la industria de las aberturas de aluminio, es la inclusión de Ruptura de Puente Térmico (RPT) en muchas de las líneas de productos.

Para ello se colocan barras de poliamida reforzada con fibra de vidrio, con cordón en el interior de los perfiles que interrumpe la conducción del frío y el calor.

Sus principales prestaciones:


• Reducción de la Transmisión Térmica Exterior-Interior.
• Ahorro energético, reduce la demanda de calorías o frigorías para mantener   acondicionado el espacio interior.
• Evita la condensación de agua sobre la cara interior de los perfiles
• Ensamble de perfiles de aluminio mediante poliamida fabricada según   normativa europea, con 25% de Fibra de Vidrio.

En combinación con el Doble Vidriado Hermético (DVH) permite obtener los valores más elevados de aislamiento. En las zonas urbanas procura un ambiente alejado de la contaminación acústica.

El conjunto de las prestaciones determinan un mejor confort interno para el usuario final.

 

, ,